7.1.10

Apariencia de control o el colmo de la ridiculez

Viajo en avión de vuelta a casa tras disfrutar de unas vacaciones de Navidad en familia. Llevo un par de días pensando en qué me encontraré en el aeropuerto después de lo sucedido en Detroit.
Llego con bastante tiempo de antelación (por si las moscas) Facturo el equipaje sin problemas, pero el acceso a la zona de embarque se ha convertido en un cuello de botella. Esperamos con resignación mientras aguantamos todas nuestras cosas en pequeñas bandejas de colores. Al llegar al arco de seguridad me doy cuenta de que es obligatorio quitarse cualquier chaqueta que lleve cremallera, así que los agentes se tienen que esmerar para que un niño de tres años acepte/entienda que debe quitársela POR SU SEGURIDAD. Ridículo (porque la cremallera del crío es de plástico y porque la mayoría de pantalones TAMBIÉN llevan incorporados el dichoso invento). Me hacen abrir mi maleta para sacar un regalo porque lleva dos jabones sospechosos, así que llega a su destinatario hecho un cromo :-)

A ver, si por un fallo en los Servicios de Inteligencia se ha colado 1 chalado...¿por qué nos tenemos que jorobar/fastidiar TODOS los que viajamos en avión con unas medidas creadas de cara a la galería?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada